Anuncios

Voilà: la alfabetización financiera

La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos.” – Francis Bacon

Domingo. 9 de la mañana. Momento para el café con leche y la lectura pausada de La Vanguardia. Después de la lectura de las páginas especializadas en economía y finanzas comienzo a ojear el resto y, de repente, voilà.

Un titular llama mi atención: “Máxima, la reina de las finanzas” y su subtítulo acaba por atraparme “La reina […] ayuda a los ciudadanos a gastar bien el dinero”. Resulta que la Reina de los Países Bajos, Máxima Zorreguieta, es, y cito textualmente, presidenta de una plataforma -‘Wijzer in geldzaken’, algo así como ‘el monedero listo’- dedicada a mejorar la educación financiera de los ciudadanos para ayudarles a usar sabiamente su dinero, en especial a niños y jóvenes. Chapeau.

Nuestro carácter español hará que, en seguida, busquemos cómo restarle trascendencia y honores. Pensaremos que ella es sólo la imagen. Bueno, aunque así fuera, ¿somos conscientes del eco y atracción que genera esa imagen entre sus ciudadanos? ¿Se imaginan a nuestros representantes alentando en este sentido?

Me alegra que suceda en Holanda pues lo tenemos cerca y esto es como los virus, al final te contagias.

En diferentes posts de nuestro blog hemos promulgado la alfabetización financiera como el mejor instrumento no sólo para el inversor (el conocimiento es la mejor garantía y la mayor protección) sino también para el desarrollo social. Así en el titulado Conciencia hacíamos eco de la siguiente reflexión del informe realizado por Efama: “la educación financiera del inversor ayudará a la industria de inversión a fortalecer la confianza del inversor y a ser reconocida como un socio de largo plazo en la provisión de productos y soluciones de inversión“.

La oportunidad es que esta noticia apareciera en la sección salmón del citado periódico (dedicada a la crónica social) y no en las páginas especializadas pues la educación financiera es fundamental para todas las edades y sectores sociales más allá de aquéllos que sienten afinidad o que viven de la economía y las finanzas.

Es más cuando antes comencemos, mejor. Como bien señala Nick Price, director de comunicación corporativa de Fidelity, “el valor del ahorro para una persona de 65 años es obvio, pero demostrárselo a alguien de entre 20 y 30 años es un problema si éste le otorga poco valor a esa recompensa alejada en el tiempo“.

El cambio de las etapas es brusco y acelerado. Por ello estamos acostumbrados a actuar mediante impulsos o por inercia. Es cierto que no sabemos qué nos deparará el futuro. No es menos cierto que sí sabemos lo que vendrá.

El riesgo de la no formación es enorme y, por desgracia, lo podemos apreciar desde hace tiempo. Bueno, con la crisis se ha hecho evidente. La cultura del no ahorro genera que prestemos atención real al cuánto tendré cuando quedan tan sólo (y soy generoso) 10 años para la jubilación. Poco tiempo para la reacción. Escaso. No somos conscientes que estamos perdiendo años valiosos del crecimiento compuesto de las inversiones.

Seamos la última generación en actuar por inercia con nuestros ahorros e inversiones. Dejemos las modas para la ropa y la tecnología (que no es poco). Sobre cómo evitar el statu quo y la inercia les recomiendo lean el artículo publicado hoy (ayer para Ustedes) en Funds Society acerca del estudio que al respecto de ésos términos a elaborado Nick Price, a saber: “Mantener el statu quo: los peligros y las ventajas de la inercia en la inversión“.

La línea que todos debemos impulsar y seguir es la que, entre otros, han iniciado y promueven desde el IEF y EFPA, dirigido a la divulgación financiera en segmentos de la población no profesional y, muy especialmente, en jóvenes y adolescentes. La iniciativa la llevan a cabo en colegios e institutos. Desde aquí felicitar a Josep Soler, como Director General del Institut d’Estudis Financers y Presidente de EFPA Europa. Bravo.

Esta brillante iniciativa fue impulsada por diferentes directivas europeas. Precisamos la complicidad de todos los representantes sociales a fin de conseguir la alfabetización financiera y, con ella, et voilà, el desarrollo social.

Es miércoles. Demos otro paso. Disfrutémoslo.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

0 comments On Voilà: la alfabetización financiera

  • Genial este artículo Jacobo. La gravedad de la desinformación en la población, tiene unas consecuencias, que equiparo al abuso de tabaco, alcohol o sustancias tóxicas. Es decir. NEFASTAS.especialmente para la juventud . Solo el ahorro y una buena planificación financiera harán que se sientan pisar un terreno más firme ante los avatares del siempre incierto futuro.Es imprescindible formar en este sentido.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: