Anuncios

Acabemos con las Sicavs… pero ¡ya!

Don’t worry if the sun don’t shine – you’ve seen it before you don’t have to worry – everyday’s an uphill climb – nothing has changed – believe me when i tell ya” – Extracto canción Don’t Give Up de Bryan Adams

Tienen razón es el mejor momento y hay que acabar con los privilegios. De raíz, no dejemos ninguno. ¿Por y para qué demorarlo? Acabemos con las Sicav’s… pero ¡ya!

Según datos publicados ayer, a 20 de junio habían sólo 183.361 millones de euros en fondos de inversión de gestoras nacionales (poco más con las internaciones) y tantos como 29.381 millones de euros son los que están en las sociedades de inversión de capital variable, es decir, las SICAV’s (eso sí, este dato lo tengo publicado a 30 de mayo).

No estamos para dobleces ni para más demagogia barata. Así que, acabemos con las Sicavs… pero ¡ya!

Antes de entrar en mi análisis y para que vean que conservo mi cabalidad, les recomiendo, encarecidamente, la lectura de dos artículos: “Qué es una SICAV y por qué puedes estar en una en Luxemburgo sin saberlo“. Desmitificador y objetivo. “Aclarando las SICAVs“. De este último extraigo la siguiente frase: “también existen en España fondos de inversión controlados por una familia, o por un grupo reducido de inversores”. Malditos… ¡Acabemos con los fondos también!

Dejemos los depósitos, las preferentes, los CoCos y cualesquiera otros productos destinados a beneficiar sólo a unos pocos en detrimento de unos muchos… Muchos y no pocos confunden al asesor financiero, profesión a la que me dedico, con el director de orquesta de los ricos para urdir la trama internacional de evasión de impuestos. No nos presupongan ni tan listos ni tan ignorantes. La eficiencia fiscal no tiene en absoluto nada que ver con la evasión fiscal. La primera forma parte de la optimización financiera y la segunda es un absurdo financiero del que no queremos saber nada.

El patrimonio medio que asesoramos entre Juan Carlos y yo no supera los 60.000 euros. Todos tienen o fondos o sicavs por igual. Ambos productos gozan de la misma eficiencia financiera y gozan de las mismas posibilidades de diversificación en su composición.

Porque unos no hagan el uso adecuado no significa que dejen de ser interesantes para todo tipo de patrimonios.

Dejemos al lazarillo que nos acompaña y descontemos la perversión que de inmediato se hace cada vez que creamos algún instrumento válido. Nos toca a todos en la sociedad dar un paso más allá de lo que ponen los titulares e indagar la verdad y trasfondo de cuanto nos inquieta.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

0 comments On Acabemos con las Sicavs… pero ¡ya!

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: