Anuncios

Señales

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.” – Oscar Wilde

Algo ocurre en nuestra naturaleza que nos impide observar el futuro. Algo ocurre cuando sólo lo hacemos cuando está a punto de convertirse en presente. Entonces, en ese preciso instante, nos preguntamos ¿y si lo hubiera previsto antes?

No será porque en la actualidad no tengamos señales constantes al respecto. Bueno, más que señales son agitaciones del ser. La semana pasada hemos tenido dos grandes artículos acerca de la jubilación: uno nos alerta de lo que nos espera y el otro hace eco de la realidad que converge en EEUU al respecto de la jubilación de los “baby boomers”.

El primero lo firma Rafael Pampillón, cuyo blog les recomiendo encarecidamente seguir y cuya columna podemos leer cada domingo en Expansión. Bajo el título “Envejecimiento de la población y crecimiento económico” encontramos razones como “la consecuencia de que los españoles seamos más mayores es el crecimiento de la tasa de dependencia, es decir, un incremento en el porcentaje de personas que no trabajan en relación a las que si lo hacen.Con otras palabras, la población en edad de trabajar está disminuyendo y en el futuro se reducirá todavía más. Es decir, un menor número de trabajadores va a tener que sustentar a un mayor número de jubilados”.

En el único punto en el que discrepo parcialmente es en el punto 4 en el que señala como una de las posibles medidas para la sostenibilidad de las pensiones pasa por, y cito textualmente, “aprobar mayores incentivos a los planes de pensiones privados (desgraciadamente el proyecto de reforma fiscal que está ahora en el Congreso de los Diputados va en la dirección contraria)“. El punto de discrepancia es, tal y como manifesté en mi post anterior “Eficiencia Fiscal”, que el dirigismo político y del legislador hacia un producto de ahorro u otro debe acabar. Debe bonificarse fiscalmente el ahorro a largo plazo se utilice la vía que se utilice. Poniendo medidas que premien esa permanencia.

El segundo artículo tiene como fuente la revista especializada Funds People y su titular es ya de por sí bastante esclarecedor. Dice así: “¿Cómo está afectando la jubilación de los ‘baby boomers’ al patrimonio de las cuentas de ahorro para la jubilación en EE.UU?“. Será porque crecí en los 80 que tengo como escaparate Estados Unidos para todas las modas (sean cuales sean). Todo lo que allí ocurre, por suerte o desgracia, acaba anticipando lo que pasará en nuestra sociedad. Y como buen niño de los 80 soy resultado del baby boom que hubo en nuestro país casi a finales de los 60 y que se extendió hasta mediados de los 70.

Como el artículo en cuestión hace referencia a un estudio prefiero hacer el análisis de éste más que de aquél. Es alentador ver que los de aquél baby boom han incrementado sustancialmente las cuentas destinadas al ahorro para la jubilación. Aumentando las mismas hasta los 6,5 billones de dólares. ¿Alentador? ¿Por qué? Por la concienciación que se deduce.

Dentro de nuestras fronteras, los planes de pensiones alcanzaron, a cierre de mayo, lo 59.670 millones de euros (según publicó Expansión el pasado 23/06/2014). Como no, el 82’87% de dichos planes está en manos de las diez primeras entidades. De no ser así, sí creería que la concienciación en cuanto a nuestra realidad llamada jubilación sería absoluta.

Desde este blog, además de crítica, pretendemos aportar la guía para la correcta planificación financiera y para alcanzarla es indispensable razonar el porqué es necesaria.

¿Porqué debemos pensar en la jubilación cuando queda tanto? Muy sencillo, porque cada vez queda menos. Es incuestionable que habrá que hacer algo, tener un plan adicional a la pensión pública si queremos tener algún lujo más allá del pago de las facturas ordinarias. Por este motivo, les invito a participar hoy de una hoja de ruta que les permitirá indagar, por sí mismos, si tienen sus intereses presentes alineados con sus necesidades futuras. ¿Comenzamos?

Primer bloque de reflexiones:

  • ¿Han realizado una previsión de sus gastos personales durante su jubilación?
  • ¿Cuán seguro está que podrá atender los pagos de sus primeras necesidades el día después de ingresar su última nómina?
  • ¿Tiene redactado un plan financiero?
  • ¿Ha tenido en cuenta la inflación?
  • Por último, les invito a leer de nuevo mi primer post al respecto de la jubilación cuyo punto de partida les ayudará a la reflexión: Planificación futura

    En nuestras manos está. Seguiremos.

    Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

    Deja un comentario

    Site Footer

    Sliding Sidebar

    Sobre mí

    Sobre mí

    Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

    En redes sociales

    Para suscribirse al blog

    design·branding·digitalmkt

    Facebook Page

    A %d blogueros les gusta esto: