Anuncios

Pánico

La forma de comunicación más eficaz y rápida es el pánico“. – Jorge González Moore

3 meses han bastado para pasar de la euforia al pánico. Más latino imposible. Hoy (ayer para Ustedes y en adelante en este artículo), una vez más, hemos sido testigos de lo que es el mercado. Ha vuelto a ocurrir. Lo cual demuestra que no aprendemos. Y esto sí merece una reflexión. Debe existir un argumento mejor para invertir más allá de la recomendación del amigo y de lo que está de moda. Debemos exigirnos ese plus de madurez.

Más allá de la caída del 25’7% en la sesión de ayer (1 de julio de 2014) hay que destacar los 74’73 millones de euros negociados y los que me impulsan a utilizarlos como escaparate para este artículo.

Hace unos meses la euforia llevó a niveles desmesurados las cotizaciones de las acciones del MAB y ayer el pánico inundó de pérdidas el mercado. En aquél momento ya alertábamos que era necesario descontar la euforia y basarse en los fundamentales y hoy seguimos defendiendo ese mismo argumento. La parte positiva del pánico vivido es que, a lo mejor, los especuladores han salido del mercado y se han quedado aquellos que, únicamente, invierten porque sienten atracción por el proyecto de la empresa cuyas acciones han comprado, que se han estudiado los balances y que comprenden y confían en el equipo directivo.

Lo más importante de aquellos que aguantan hoy las acciones es que comprenden que, dada la naturaleza de un mercado como el MAB, a las acciones que poseen deben darles un recorrido de medio y largo plazo (como mínimo, eso son más de cinco años).

Del mismo modo, hay dos lecturas positivas al día de ayer: la primera, es que el MAB también inició las rebajas. Como he señalado más arriba, a buen seguro, las cotizaciones del día siguiente al pánico son más ajustadas a los fundamentales de las empresas. La segunda lectura trasciende con uno de los objetivos d este blog y que es la planificación financiera.

Resulta que el mercado exige que cuantas compañías coticen publiquen estados financieros y cuentas auditadas. Sin embargo, basta un informe externo de alguien completamente desconocido para el inversor medio para sembrar el pánico. Da igual lo que contenga el informe. Lo más importante son los titulares. No sólo nos desprendemos de las acciones de la empresa que está en el ojo del huracán sino que el efecto contagio implica una vaciada de títulos generalizada en el resto de las cotizadas del MAB, a excepción de una que recién se estrenaba en el dicho mercado.

Justo el mismo día en que se publican diferentes hechos relevantes muy favorables para el inmediato devenir de las empresas.

Desde la perspectiva de la planificación financiera conviene recordar algunos de los principios que rigen la misma. En cuanto a inversiones se refiere deben establecer estrategias que estén alineadas con sus metas y plazos temporales (invertir en un mercado de renta variable a 3 o 6 meses comporta sofisticación y conocimientos. Si no los tienen, es como ir al casino. Ni que decir de un mercado como el MAB en que la liquidez, salvo contados casos, es más limitada que en el continuo).

Preguntas que debieran hacerse con sus inversiones son:

  • ¿Estoy convencido que mi  estrategia de inversión puede resistir las fluctuaciones del mercado, aguantar la inflación y aún y así conseguir sus objetivos financieros?
  • ¿Qué porcentaje de riesgo estoy dispuesto a asumir? ¿Ninguno, 20%, 50% o más?
  • ¿Cuál es mi principal objetivo de inversión? ¿Protección del patrimonio? ¿Crecimiento medio asumiendo algún riesgo? o ¿Máxima exposición del patrimonio a riesgo a fin de conseguir la máxima rentabilidad posible?

Esta crisis nos ha dado la oportunidad de abrir los ojos a muchas realidades y poder actuar en consecuencia. Contamos con la información suficiente y con los profesionales adecuados para poder alcanzar nuestras metas con una planificación correcta y estrategias adecuadas. No hace falta recurrir a la improvisación pues ya vemos donde nos conduce. Déjense guiar.

Nuevos y motivadores tiempos. Alineación de profesionales en pro de un mejor servicio.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: