Anuncios

Jubilación

Con unas hebras de plata | me pintará los cabellos | y alguna línea en el cuello | que tapará la corbata. | Aumentará mi codicia, | mis mañas y mis antojos | y me dará un par de anteojos | para sufrir las noticias.” – extracto del poema “La vejez” de Alberto Cortez

La jubilación es, sin lugar a dudas,  uno de los objetivos prioritarios en toda planificación financiera. No sólo es llegar a los 65 años, 67 o el no jubilarse nunca sino es hacerlo en las condiciones suficientes para no ver atropelladas nuestras realidades presentes. Y, por tales, no contemplo ni los smartphones ni cualesquiera otro artilugio tecnológico de los que disfrutamos hoy y que tanto nos aportan como privacidad nos quitan (les comparto la irónica mirada de Bansky al respecto).

Puede que sean los 40 que ya llaman a la puerta, que influya ver que cuento los años por los de mi hijo y no por los míos, e incluso que sea el blanco que hoy tiñe mi pelo los responsables de mi continuo imaginar del cómo será el mañana. Me gustaría que fuesen los enormes avances tecnológicos pero ellos no pagarán las facturas del mañana. Lo cierto es que al leer según que noticias es inevitable atraer al hoy la circunstancia futura (como siempre hacemos con la renta fija). Los titulares de las noticias que ayer pusieron pausa al presente fueron: “Cada vez más jubilados comparten piso para recortar gastos, según un estudio” y “El gasto en pensiones bate récords, con 8.054 millones de euros en septiembre“.

Detengámonos en el primero de los artículos y hagamos el ejercicio que propuse en el primero de los post que dediqué a la jubilación. En esta ocasión, el artículo invita a que lo hagamos en serio, así que: imaginen que se jubilan hoy. Debemos hacerlo con todas sus connotaciones: hoy reciben en su banco su primera pensión. ¿Les será suficiente para cubrir todos sus gastos? ¿Les será suficiente para avanzar en el día a día de sus próximos 20-25 años?

Obviamente, este post no va destinado a quienes estén a punto de jubilarse sino a todos aquellos que les faltan 10 o más años para alcanzar la edad en que decidan parar, han de hacer hoy un ejercicio de asimilación y actuar en consecuencia. Sobre todo, va dirigido a quien hoy es empleado por primera vez o inicia su trayectoria profesional.

Partiré, como siempre, de algunas ilustraciones que permitirán tener una imagen adecuada. Recordemos antes que la población activa es la que sustenta las pensiones de los jubilados. Tomemos consciencia, así, de nuestra realidad. La EPA del II trimestre de este 2014 es la que sigue:

Paro hoy

Nuestra pirámide poblacional se encamina a una situación de mayor envejecimiento y menor juventud fundamentalmente por la baja natalidad

Pirámide población 2013 vs 2023

Así como por el aumento de la esperanza de vida:

Life expectancy

Así que viviremos más casi seguro pero, también seguro, no mejor. Eso sólo depende de nosotros. Y nuestra generación, la del baby boom, debe tomar cartas en el asunto. No se dejen llevar por los cantos de sirena pre-navideños y no recurran a las ofertas bancarias para hacer las compras de los regalos mediante las aportaciones a sus planes de pensiones. Realicen sus aportaciones, sí pero sólo si fiscalmente les es beneficioso. Lo más importante es ahorrar para la jubilación. Destinar un % (depende del momento en que se encuentren será del 10% de sus recursos o el esfuerzo será mayor) mensual y hasta la fecha de su jubilación en el activo que mejor les ayude a su consecución. Planifiquen, hagan un estudio, actúen en consecuencia y respiren tranquilos. Hago uso de dos maravillosos artículos al respecto de las bondades de la aportación periódica para apoyar el consejo dado: Ventajas del ahorro periódico de Albert Parés y Técnica de inversión: promediar el coste monetario de Marc Fortuño.

Nos debemos un ejercicio de madurez a raíz de estos momentos que estamos viviendo y una de sus innegables consecuencias es no dejar al arbitrio del papá Estado la tranquilidad futura. Por ello, hemos no sólo de poner remedios sino transmitirlo y educar a quienes nos siguen.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: