Anuncios

Minorista

The fundamental law of the market is: the customer is always right.” – Ludwig Von Mises

Uno lee titulares y se deja llevar por el romanticismo: “España aprueba una ley para mejorar la financiación de la pequeña empresa” o “Las 10 claves con las que el Gobierno quiere reforzar la financiación de las pymes“. Claro te pasa, como a mí en el Ave, y la estupenda cobertura y la maravillosa gestión de datos llena de impaciencia la ansiada lectura.

Un vez te adentras en la lectura las expectativas van perdiendo fuerza. Lo primero que llama la atención, por el sarcasmo del momento, es la limitación a los minoritarios en cuanto al montante que pueden destinar a este tipo de inversiones: 3.000€ por proyecto hasta un máximo de 10.000€. Los no minoritarios tienen barra libre. Efectivamente, el negocio sigue siendo para los mismos de siempre. Sin diferencias.

Lo primero que se han cargado es la deducción fiscal nacida a finales del pasado ejercicio por la que un inversor podría deducirse en la cuota estatal de su IRPF hasta un 20% del capital aportado para ayudar a financiar la start-up que fuera con un máximo de 10.000€ (si hacen números, el importe máximo a aportar para aprovecharse de la deducción eran, efectivamente, 50.000€).

Comparto la retórica de Juan Carlos, en su fantástico y recomendable post del viernes, cuestionando el por qué no se limita la cuantía en los depósitos. Algunos podrán señalarnos que ya lo hicieron, o algo parecido, al limitar a los famosos 100.000€ el monto en garantía en caso de quiebra de la entidad en cuestión. Quisiera haberles compartido algo más actualizado pero lo más dinámico al respecto del Fondo de Garantía de Depósitos es lo que ofrece su propio portal en cuanto al cierre de 2013. Así es como estaba la cobertura entonces:

FGD-2013

Como bien saben, tanto lo sucedido con las cajas de ahorro (no, no se merecen las mayúsculas al inicio y sí, han superado todas las expectativas) como el asombroso idilio del consumidor de banca con estos productos (en agosto 1.600 millones de euros -mucho dinero- de familias y empresas se “refugiaron” en depósitos hasta alcanzar la cifra de 946.710 millones de euros) hacen presagiar que el ratio del cuadro anterior sea hoy significativamente menor.

No sólo no van a prohibir al minoritario, es decir, a Ustedes contratar depósitos. La banca precisa de su capital para financiarse (¿y al revés?). Sino que nuevos titulares hacen presagiar nuevos escenarios en los que la mediática defensa del minorista va a encontrar su nuevo juicio: “los gestores españoles vuelven a introducir los hedge funds en su radar“.

Resulta difícil hablar de alternativa a la financiación bancaria cuando se veta el acceso a la misma. Resulta incongruente limitar cuando mediante un fondo no hay limitación alguna.

Quisiera saber si dicho límite querrán extenderlo a empresas cotizadas. Quisiera entender la diferencia existente entre el inversor cualificado y el que no lo es en casos como los de Pescanova. Precisamos que nos aclaren los límites y las diferencias. ¿Quién se libra de una estafa esté o no regulado el mercado?

En lo que sí coincidimos es que al inversor no cualificado hay que acompañarle, informarle y asesorarle. Que una persona con tan sólo 10.000€ no debe ni entrar en empresas no cotizadas y sí en intentar capitalizar su dinero para convertirlo en patrimonio. No obstante, si lo hace, debe entender que está entrando en el casino.

Si me hago socio de una empresa, ¿también me aplica la limitación? ¿Cómo controlarán las distintas plataformas el total de aportaciones anuales realizadas?

Hace falta mucha divulgación financiera y apostar por nuevos modelos. El intervencionismo nunca fue bueno para ningún mercado.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: