Anuncios

Los planes pueden no ser tu plan

Invertir sin investigar es como jugar al póker y nunca mirar las cartas” – Peter Lynch

Aíslate. Estarás bien mientras no te expongas. Deja el escaparate para los de las campañas. Te prometieron oro, incienso y… mira, seguimos igual. Así que céntrate en ti. Eres más importante de lo que crees. Y, sobre todo, de lo que te quieren hacer creer.

Hoy descubres que cuantas promesas de amor te hicieron, son falsas. Que la fidelidad prometida caducaba al año. Y tú pensando que lo habías resuelto para siempre. Que ya habías encontrado tu plan. Y ahora te das cuenta que no es así. Vuelven a acercarse a tí con renovadas promesas que te recuerdan a las del año pasado y que pretenden atraer tu atención, una vez mas, agasajándote con todo tipo de nuevos obsequios.

La Banca, esa eterna pretendiente, insiste en que, ahora sí, tiene para ti hoy aquello que te solucionará el mañana. ¿Y lo del año pasado? ¿No hacía lo mismo? ¿Ya no sirve? ¿Porqué hemos de llegar al fin de nuestra edad laborar con tantos planes como años trabajados? Eso no es planificar, eso no eres tú ni es tu estabilidad futura. Eso es su negocio presente. Y está bien. Parece lícito. Toda empresa tiene derecho a renovar su cartera de productos. No obstante, también podríamos entender como innovador la mejora constante en la gestión de aquello que contrataste y que nos hiciera ver que, efectivamente, nos quieren acompañar en cada uno de nuestros ciclos vitales.

Pese a que hemos defendido en cada uno de nuestros artículos destinados a la jubilación que el actual sistema no funciona ni desde el vista del sistema público ni de las soluciones privadas reconforta afirmaciones como la vertida en el estudio elaborado por European Federation of Financial Services Users, fundada en parte por la Comisión Europea, y con un lema que define claramente su objetivo: Better Finance for All (que corresponde a su vez al nombre de su web y que, por supuesto, es de recomendable visita y suscripción). 

Dicho estudio parte de una afirmación tan contundente como verídica, a saber: “Investment and private pension products are persistently the worst performing retail services market of all throughout the European Union“. Es decir, las inversiones y los productos privados de pensiones son, persistentemente, el peor servicio del mercado retail en toda la Unión Europea.

Varios puntos sustentan tal aseveración: las comisiones, la rentabilidad a vencimiento (en el momento del rescate) y el tratamiento impositivo que tienen tanto durante como cuando uno debe rescatarlo.

Al respecto de las comisiones cabe hacer un matiz. En el momento de la elaboración del estudio no había entrado en vigor aún el Decreto 681/2014 de 1 de agosto, que modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, y mediante el cual la comisión de gestión fija máxima a establecer será del 1’5% anual siendo sustituible por una comisión de gestión fija del 1,20% y un 9% sobre la cuenta de resultados. Para optar por esta última será necesario que el valor liquidativo esté en máximos de los últimos 3 años.

En cuanto a la rentabilidad, una imagen vale mucho más que mil palabras:

Rentabilidades planes pensiones

Tanto tiempo esperando para tan poco retorno… ¿Vale la pena? Eso sin añadir el impacto fiscal.

Por último, el tratamiento fiscal es, desde mi punto de vista, una muestra más de nuestra aquiescencia. Tanto por la tributación final como por el brutal dirigismo que representa. Empezando por este último, ¿porqué sólo puedo planificar mi ahorro futuro y deducirme algo en renta en aquello que me obliga la ley? ¿Porqué sólo en los importes que dicen? ¿No sería mejor promover la inversión a largo plazo y bonificar la permanencia? No, la nueva cuenta o plan 5 que impulsa la reforma tampoco es, a mi modo de entender, la solución.

Sobre la tributación final decir que el tratamiento que reciben los planes de pensiones es, completamente, discriminatorio respecto a los fondos, acciones, renta fija,… Si el origen de cualquier ahorro e inversión es el mismo, esto es, los recursos que cada individuo tiene (ingresos menos gastos), ¿porqué este ahorro lo equiparan a mi nómina y su tributación es, consecuentemente, como rendimientos del trabajo? ¡Ah! Es cierto, la recaudación es mayor.

Así que, entre nosotros, aíslate. Los planes pueden no ser tu plan. Esto no es un café para todos. Lo que sí está en nuestras manos es planificar y objetivizar el futuro y hacerlo desde hoy. Eso sí toca.

Para invertir, tomar medicamentos e incluso para votar hay contratos, prospectos y programas que leer e investigar si no queremos vernos sorprendidos. Es nuestra responsabilidad. ¿Damos el paso?

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: