Anuncios

Deuda, inflación y riesgo vs finanzas personales

But then, that phrase “Good as Money” on the vodka bottle kept coming back to haunt me. Is all this newfangled money actually “money good?”” – Bill Gross, en su ya mítica “There will be haircuts

Una de las aproximaciones más certeras a este fenómeno, por definirlo de algún modo, protagonizado por los bancos centrales consistente en inundar de excesiva liquidez al mercado aumentando la masa monetaria en circulación con la vaga creencia que ésta servirá para animar a la economía real la dio en 2013 William H Gross (Bill Gross), cofundador y CIO de la gestora PIMCO hasta que en 2014 se unió a Janus, y el gran referente en el mercado de bonos.

Así, en 2013, tituló a sus perspectivas de inversión “There will be haircuts” y en dicho documento arrojaba diferentes mensajes que hoy cobran especial sentido:

  1. Mientras la valoración de los activos se mantengan a la par, es decir, en su precio nominal y con una opción para aumentar la misma, “entonces estas nuevas formas de crédito y de capital podrían considerarse “dinero” o ¡algo mejor! Por lo tanto, podrían representar una “reserva de valor”, además de servir como un medio de intercambio (de dinero) convertible .”
    • Si bien Bill Gross hace referencia al mercado de bonos, haré el ejemplo con el mercado de acciones. Así, y como ya vimos en un artículo anterior, “Invertir hoy…, malabar puro“, cuando un inversor ve que su cartera, sus acciones, su dinero no deja de aumentar de valoración la sensación de riqueza consecuente le retro alimenta las ganas de seguir invirtiendo. Es necesario recordar en este punto la reflexión que Elena Yepes nos hizo en la entrevista (les dejo el enlace) que le hicimos: “Y recordemos siempre que no hemos obtenido ninguna rentabilidad hasta que desinvertimos, los resultados acumulados son potenciales hasta que “hacemos caja”. Y ahora la caja, en muchos casos, está vacía e incluso con agujeros que cubrir.
  2. Even if“: aunque las políticas monetarias consigan reflotar las economías y generar una apariencia de crecimiento lo harán haciendo pequeños recortes del dinero de un titular de activos sin que él sea consciente de que había entrado en una peluquería. Estos cortes de pelo son formas ocultas de impuestos que reducen el poder adquisitivo de los inversores.
  3. Las tasas reales negativas de interés, la inflación, la devaluación de la moneda, los controles del capital y hasta el impago son las tijeras del peluquero.

No podemos negar que cada una de las líneas señaladas pueden verse reflejadas hoy en los mercados y, por lo tanto, en nuestros ahorros e inversiones. Los ahorros han tenido que huir hacia las inversiones para intentar mantener el nivel de rentas y se han encontrado con los efectos de la fiesta de liquidez: crecimientos muy pronunciados en los precios, satisfacción para el inversor, aumento de la sensación e riqueza y pérdida absoluta de la concepción del riesgo hasta que… el mercado ha dicho basta.

Cabe no olvidar que la época que estamos viviendo no es otra que la de la deuda (soberana en la mayoría de casos) y, por lo tanto, las medidas se están dirigiendo a intentar paliarla. El problema es que están intentando matar deuda con más deuda, es decir, y como bien señala Daniel Lacalle: apagar el fuego con más fuego.

Otra de las consecuencias claras de todas estas políticas monetarias está siendo la desvitalización del sentido del riesgo. En finanzas, cuando se habla de riesgo siempre se hace en comparación al activo que no lo tiene, denominado libre de riesgo, y que son los bonos del gobierno. Entre nosotros, ¿no hay riesgos en nuestro país o son tan nimios para que la valoración sea la que es? ¿Y en Europa? ¿Y en el mundo?

Entonces, si la principal métrica del riesgo no refleja el valor real, ¿son correctas las valoraciones del resto de activos, las acciones de las empresas, cuyo precio se hace en relación a aquella?

El momento no es sencillo ni para ahorradores ni para inversores. El mercado requiere más que nunca que hagan sus deberes antes de tomar decisiones de inversión. Que no se pregunten cuánto pueden ganar sino cuánto están dispuestos a perder. Si seleccionan bien los activos lo más probable es que la recompensa llegue. Tiempo y diversificación (sectores no correlacionados).

Y lo más importante es que planifiquen independientemente de las políticas y de las proyecciones económicas. Y si lo hacen, al menos, ya tendrán dibujado el escenario peor de retornos.


Imagen de alphaspirit

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: