Anuncios

Regulación y costes: el fin del cliente bancario

No es el empleador quien paga el salario. Los empleadores sólo manejan el dinero. Es el cliente quien paga los salarios”. – Henry Ford

El cliente de banca debe estar atento y reactivo a la transformación que está experimentando el sector financiero y a los cambios regulatorios que se están dando. Debe hacerlo, al menos, por interés pues él los acabará pagando.

Analicemos la transformación del sector financiero motivada por tres factores

Margen de negocio en entorno de tipos cero

La política monetaria de tipos cero está perjudicando también a la banca y a su principal negocio: que es la compra y venta del dinero. Por el lado de la compra de dinero, de los depósitos resulta complicado para la banca rentabilizar el dinero de sus clientes en este entorno de tipos. Por el otro lado, el lado del activo, aún pesan, y mucho,  los años de morosidad y contracción del crédito en la cuenta de resultados.

Para revertir esta situación el Banco Central Europeo acaba de aprobar otra medida más que es el préstamo de 200.000 millones “gratis” a la banca española para que los transfieran, en forma de crédito, a empresas no financieras y a hogares. La gratuidad del dinero viene porque el tipo al que el BCE lo dejará a la banca es 0% por lo que, se calcula, que la banca podría ganar cerca de 830 millones con estos nuevos préstamos. ¿Cómo? Si pasados 2 años desde la concesión de estos préstamos del BCE a la banca española ésta ha cumplido con su parte la institución monetaria pagará un 0,4% a los bancos por todo el importe que hayan solicitado en las distintas subastas. Nada mal. A nosotros, a los cliente de banca, no nos premiarán por pedir liquidez a la banca en forma de crédito ni por el tipo de interés que nos darán ni por la bonificación que no tendremos. Así, que negocio redondo para la banca.

De “comisiones cero” a esto es lo que te cobro

Otra cuestión importante en la transformación bancaria es la referente al pago por el servicio prestado. Es decir, hasta ahora en España creíamos que nuestra relación cliente-proveedor con la banca era de coste cero. Nos creímos aquello de “sin comisiones” e incluso lo encontrábamos normal. Como ir a un restaurante y no pagar: total el comer es una necesidad.

La reversión de esa falacia obliga a la banca a realizar un ejercicio de transparencia al que le tiene pánico. Recordemos afirmaciones como “Es una buena noticia porque podremos estar un año más cobrando retrocesiones. Hay que tener en cuenta que más del 50% de los ingresos del negocio en España vienen por esta vía y cambiar el modelo desde un cobro implícito a otro explícito va a ser muy importante“. Traducido: cobrar ya se cobraba sólo que el cliente no lo sabía (ver artículo).

¿Cuánto se cobraba? En el titular de un artículo publicado en Expansión el viernes 15 de abril 2016 podemos leer: “Los distribuidores de fondos se juegan 1.550 millones en comisiones“. “La entrada en vigor de MiFID II en 2018 amenaza la cesión de más del 66% de las comisiones de los fondos a sus distribuidores“.

MiFID II es una directiva europea de obligado cumplimiento y que regula la relación entre el sector financiero y sus clientes en aras a aumentar el grado de protección y de seguridad de estos últimos. Debiera entrar en vigor en 2017 pero el lobby bancario consiguió una moratoria de un año para poder seguir cobrando (de ahí la alegría del compañero en la banca en su  afirmación antes descrita) y las retrocesiones a las que se refieren son las comisiones de gestión y éxito de los fondos que Ustedes en cartera y que su oficina bancaria les ha recomendado y cuya rotación es continua.

Nuevos competidores: la irrupción fintech

El tercer motivo del cambio, que trato de impulsar, es al advenimiento de nuevos competidores al sector como son las empresas fintech cuyo modelo parte de la satisfacción del usuario y de su mejor experiencia. Por eso el ejercicio de transparencia y los bajos costes son puntos de partida obligados y de ahí que la banca haya estimado en un 25% el volumen del negocio que las fintech les puedan arrebatar. Cierto es que ahora la mayoría están centradas en los servicios de pago y de transferencias. No hay que olvidar que esto es lo más común y que desde ahí proveer de mayores servicios a sus usuarios es más que sencillo: no dejan de ser commodities que se añaden al servicio que ya se provee. Es sólo cuestión de tiempo que el trozo del pastel sea superior a ese 25%.

En un informe elaborado por KPMG en el que se recogen las opiniones de 20 directivos de banca, los motivos señalados anteriormente los principales esgrimidos para afirmar lo siguiente: el 80 por ciento del negocio bancario va a experimentar una transformación, el 91% de las entidades traslada a sus clientes los sobrecostes derivados de los nuevos requerimientos de capital y, finalmente, el 73% buscarán nuevas fuentes de ingresos.

Si la solución es penalizar al cliente en sobre coste, mal vamos: indicador claro que la banca ha perdido completamente el rumbo.

Consecuencia también de MiFID II es que la nueva normativa obliga a gestoras a informar sobre la complejidad de un producto lo cual dificultará y mucho la distribución de determinados productos a través de las redes de oficinas de los bancos. Trataré este aspecto en otro post en el que también hablaremos del semáforo elaborado por la CNMV para prevenir a los inversores del riesgo de determinados productos.

Tiempos difíciles para el cliente de banca cuya salvaguarda puede encontrarla en las empresas fintech.

Nuevos tiempos que requieren, más que nunca, estar con los ojos bien abiertos.

Imagen de la entrada: pogonici

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

0 comments On Regulación y costes: el fin del cliente bancario

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: