Anuncios

Contactless: métodos de pago

La tecnología es sólo una herramienta. La gente usa las herramientas para mejorar sus vidas.” – Tom Clancy

En esta persecución sin aliento que las agencias fiscales están llevando contra el dinero que no controlan, el uso de los móviles para transacciones y pagos son el aliado perfecto. Su aceptación y uso está cada vez más extendida. Así, en Dinamarca, por ejemplo son ya 1 de cada 3 los ciudadanos que utilizan estos sistemas para operar con su dinero. Fácil entender que este país ya se haya postulado a favor de hacer desaparecer el dinero físico en un inmediato futuro.

En España el ratio es completamente opuesto: sólo un 25% de los ciudadanos utilizan (utilizamos) formas de pago alternativas. Seguro que un facto clave es que en Dinamarca el banco se responsabiliza si detectan un uso fraudulento de la tarjeta. Si quieres potenciar un servicio debes dar facilidades y seguridad a tus clientes. Resulta hasta obvio, ¿no creen?

El uso de sistemas como PayPal está permitiendo que personas de África de 15 años o más sin cuenta bancaria alguna puedan, por ejemplo, comprar productos gracias a estas plataformas.

La consultora Moody’s Analytics ha publicado un estudio muy interesante en el que ha calculado el impacto que ha tenido el uso de las tarjetas de pago (crédito y débito) en el crecimiento económico.

Así, y según dicho estudio, se estima que el uso de tarjetas aportó $296 millones de dólares al consumo mundial entre 2011 y 2015, lo cual representa un 0,1 % del PIB mundial en dicho periodo (la aportación es equivalente a los $74 millones de dólares al PIB mundial). Y creciendo.

Es un secreto a voces que más nos valdría que llegara a oídos de nuestros gestores políticos: a mayor consumo, mayor aceleración de la economía (aunque para eso hace falta que los ciudadanos dispongamos de mayor renta disponible). Obviamente, en el consumo, las tarjetas de pago son de los medios más cómodos y efectivos para que aquél pueda darse. Veamos el gráfico en donde se ve la relación proporcional entre uso de las tarjetas y la aceleración del consumo, y por lo tanto, también del crecimiento de la economía de un país.

Contribución de las tarjetas de pago al PIB

De entre las conclusiones que el estudio ofrece, la siguiente es bastante significativa: cada incremento del 1% en el uso de los medios de pago electrónico provoca un incremento anual del consumo de bienes y servicios de, aproximadamente, $104 billones que, a su vez, aportaría un 0,04% al crecimiento del PIB (asumiendo, ceteris paribus, que el resto de factores permanecen igual).

Según estimaciones de la consultora Juniper Research los pagos digitales alcanzarán los 3,6 trillones de euros en este 2016. Este estudio reconoce que aunque las tarjetas serán el 90% de los pagos por contactless durante los próximos 5 años, el despliegue de NFC por parte de players tan importantes como Apple y Samsung facilitará la transición de los consumidores a efectuar sus pagos a través del móvil. Así como que pierdan el miedo a hacerlo. También se hace eco de la aparición en redes como Instagram de “botones de acción” para que sus usuarios puedan adquirir productos y de la mayor penetración de los monederos digitales.

Europeos-y-la-banca-móvil

Para concluir, al respecto del uso del móvil como monedero digital, observemos qué usos se encuentran entre los más comunes. Para ello acudiremos a otro estudio. Esta vez de la consultora Forrester que lleva por título “The State Of Mobile Banking, 2015“.

Así, en el gráfico inferior podemos ver la implementación que tiene en USA y en Europa por géneros y otros ratios como la educación, la ocupación, etcétera. En el de la izquierda para qué se emplea (sólo Europa). En donde podemos apreciar que el móvil se utiliza más a modo de consulta y no tanto para pagos y transacciones (si bien pesan más del 20%). En el gráfico también observamos el casi nulo uso que se hace del móvil para buscar y adquirir productos financieros. Es sólo cuestión de tiempo… y de hábitos (veamos Dinamarca)

Mobile-Banking-vs-Población

Los medios de pagos digitales, en cualesquiera de sus variantes, son una constatación clara que nuestras costumbres están mudando. Es sólo cuestión de tiempo que un nuevo modelo de relación banca-cliente se instaure. ¿O lo ha hecho ya? ¿Qué opinan Ustedes?

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: