Anuncios

Profesional del sector financiero

Dicho de una persona: Que ejerce su profesión con capacidad y aplicación relevantes.” – Definición RAE

Esta es la cuarta acepción que la Real Academia Española da de profesional. La que le precede es Dicho de una persona: Que practica habitualmente una actividad, incluso delictiva, de la cual vive. Inquietante. Dicho lo cual, vayamos al grano.

Ha costado pero estamos de enhorabuena: ya tenemos, por escrito, las capacidades y aplicaciones que deben reunir aquellos que queramos ser acreditados como profesionales del sector financiero. La especialización en el sector financiero es necesaria pues somos los responsables de conducir el dinero de otras personas.

Que la regulación ahora obligue (bueno a partir de 2018) añade más valor a la labor que vienen haciendo desde hace años desde asociaciones como EFPA o CISI que siempre han apostado por la calidad en el desarrollo de la profesión mediante la formación continua y la acreditación de conocimientos. Lo que ocurrirá ahora es la normalización.

A estos efectos, el pasado 24 de mayo la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicaba el siguiente texto: “La CNMV ha comunicado a ESMA y al sector financiero su intención de adoptar las directrices que establecen criterios mínimos para la evaluación de los conocimientos y competencias del personal que presta los servicios de asesoramiento de inversión o que proporciona información sobre instrumentos financieros“. A dicho texto, lo acompañaba de las citadas directrices cuyo enlace les adjunto: Directrices para la evaluación de los conocimientos y competencias.

El hito merece una repercusión mucho mayor de la que ha trascendido por cuanto implica en la relación cliente-sociedad (cualquier empresa que ofrezca servicios de inversión: desde EAFI a Bancos).

El objetivo de las directrices es, según su apartado 6,  favorecer una mayor convergencia en los conocimientos y competencias del personal que preste asesoramiento de inversión o proporcione información sobre instrumentos financieros, depósitos estructurados, servicios de inversión o servicios auxiliares a clientes, y que las autoridades competentes evalúen la adecuación del cumplimiento de tales requisitos. Las presentes directrices establecen normas importantes para ayudar a las sociedades a cumplir sus obligaciones de actuación en interés de sus clientes y a las AC (Autoridades Competentes, en nuestro caso la CNMV) a evaluar correctamente el cumplimiento de tales obligaciones por parte de las sociedades.

Así, como cualquier sector profesional, el fin que persiguen con estas medidas es el de favorecer el interés de los clientes tan vilipendiado por nuestro sector.

La normativa distingue dos tipos de relación con los clientes que Ustedes deben conocer. A saber, información y asesoramiento. Si bien no especifica la diferencia entre ambas, sí lo hace de manera sucinta con las exigencias de conocimiento atribuibles a cada uno. Sí advierten las directrices que el nivel y la profundidad de conocimientos y competencias que se esperan de quienes prestan asesoramiento en materia de inversión será mayor que el de quienes solo proporcionan información sobre productos y servicios de inversión.

  • Información
  1. Características, riesgos y aspectos esenciales de los productos que se ofrecen incluidas sus implicaciones fiscales y los gastos (conocer importe total de costes y gastos) que vayan a soportar los clientes Funcionamiento de los mercados financieros y cómo afectan al valor y fijación de precios de los productos de inversión
  2. Efecto cifras económicas y acontecimientos nacionales, regionales y globales en mercados financieros y en el valor de los productos
  3. Diferencia entre escenarios de rendimientos pasados y futuros y los límites de los pronósticos de previsión
  4. Abuso de mercado y blanqueo de capitales
  5. Evaluar datos de cuanta información y folletos se faciliten a los clientes
  6. Conocimientos estructura mercados, plataformas negociación y existencia de cualesquiera mercados secundarios
  7. Conocimientos básicos sobre principios de valoración para el tipo de productos de inversión ofrecidos
  • Asesoramiento
  1. Además de cada uno de los 7 puntos exigidos para poder informar, los siguientes:
  2. Cumplir obligaciones exigidas por las sociedades en relación con los requisitos de idoneidad
  3. Conocer cómo el tipo de producto ofrecido por la sociedad puede no ser adecuado para el cliente, tras haber evaluado la información pertinente facilitada por el cliente en relación a posibles cambios que puedan haber ocurrido desde que ser recopiló la información pertinente
  4. Fundamentos de la gestión de carteras, incluido ser capaz de conocer las implicaciones de la diversificación relativa a las alternativas de inversión individuales

Creo necesario destacar el punto 3 de asesoramiento que prohíbe la venta dirigida cuando el producto “estrella” no sea adecuado para el cliente (creo que podían omitir aquello de tras haber evaluado la información pertinente facilitada por el cliente en relación con posibles cambios que puedan haber ocurrido desde que se recopiló la información pertinente pues suena más a excusa para fundamentar la venta que a beneficio del cliente).

En cuanto a la experiencia necesaria, ESMA emplaza a todas las Autoridades Competentes que se acojan a sus directrices, es decir, a la CNMV, a especificarla. Esperemos que nuestra Comisión se pronuncie lo antes posible. No obstante, y quizás por si acaso, ESMA ha incluido una casuística que, a buen seguro, servirá como guía.

De este modo, para aquellos que no dispongan ni de acreditación de conocimientos ni de experiencia, ESMA fija en un máximo de 4 años el periodo para adquirir los primeros (obviamente, si consigues alcanzar esa permanencia, la experiencia está implícita). Mientras tanto, quienes se hallen en esta situación deberán realizar su actividad acompañados. Este acompañamiento podrá ser en visitas, en conversaciones telefónicas o de correo electrónico. A esta figura, le han llamado supervisor y éste no sólo deberá acreditar los conocimientos suficientes y alineados a los servicios ofrecidos sino que también será quien responda.

Las sociedades de inversión serán las responsables, entre otras obligaciones, de fijar las responsabilidades de su personal y de establecer qué conocimientos, de información o asesoramiento, son exigibles para cada uno de los servicios y productos que tengan. Así mismo, deberán hacer llegar a la CNMV un informe en el que se recoja no sólo dichos criterios sino también los distintos controles que llevará a cabo para asegurar que sus empleados (también incluye a quienes prestamos servicios como agentes vinculados) actualicen y amplíen sus conocimientos. Esta responsabilidad recae directamente sobre los servicios de Compliance quienes, al menos una vez al año, deben reportar al Consejo para su evaluación y, posteriormente, tal y como he mencionado, enviarlo a la CMNV para su registro.

Los deberes que tienen ahora la CNMV y sus homólogos son los siguientes:

  • Definir si se acoge a estas directrices o aplica sus criterios. Como hemos visto la CNMV ya se ha acogido.
  • Lista de cualificaciones adecuada. Al fin la CNMV podrá incluirla en su lista de funciones.
  • En su defecto, publicar los criterios de las directrices de ESMA, así como las características que una cualificación adecuada deberá tener para cumplir tales requisito
  • Información sobre tiempo exigido para obtener experiencia oportuna
  • Definir el periodo máximo de tiempo en el que el supervisado puede trabajar bajo supervisión
  • Especificar si la revisión de la cualificación adecuada del empleado debe realizarla la sociedad o un organismo externo

Insisto, estamos de enhorabuena. Especialmente los clientes. Y aún sabiendo que el conocimiento y las certificaciones no son garantía de nada, si lo es saber las repercusiones que de las malas praxis de quien sea pueda tener para sociedad para la que preste sus servicios por las graves multas que pueden soportar.

Además, como decía Charles Bukowski: “El conocimiento si no se sabe aplicar es peor que la ignorancia.”

Llega la hora de planificar y de asesorar. ¿Comenzamos?

Imagen de la entrada de iqoncept

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: