Anuncios

¿Quién paga la luz de La Moncloa?

“Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse”. -François de La Rochefoucauld

Esas tres clases coinciden en un mismo lugar: la factura de la luz. Intentar entenderla es caer en el desánimo tanto por los múltiples conceptos que la formulan como por descubrir, una vez más, los enormes agujeros que los ciudadanos estamos obligados a cubrir para el Estado. Una auténtica oda al despropósito y la estupidez.

Los políticos en España, no contentos con no dimitir ni responder de sus malas gestiones, transfieren sus millonarias pifias a nuestros bolsillos. La tarifa eléctrica es, junto a la inflación, el impuesto silencioso que el Gobierno ha escogido para poder luchar contra el déficit público. La factura de la luz ha incrementado en un 28,56% el desnivel de la ya difícil cuesta de enero. Ese es el incremento medio experimentado en el consumo doméstico según la CNMC, elevando el gasto hasta los 81,61 euros.

Álvaro Nadal, el ministro de Energía, atribuía el aumento a las subidas del gas, el petróleo y el carbón en los mercados internacionales (lo cual afectó a nuestro sistema de subastas), a la parada nuclear en Francia que ha disparado el consumo en el país galo, las dificultades de acceso al gas licuado en Argelia en mitad de una ola de frío, con poca producción eólica e hidroeléctrica en España.

Leer el texto completo –> ¿Quién paga la luz de La Moncloa?

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: