Anuncios

Yellen y Draghi: alianza contra las políticas de Trump

Si esperábamos que en el encuentro de Jackson Hole los responsables de los bancos centrales nos hablasen de sus políticas monetarias y de las tendencias económicas en los próximos meses, siento comunicar que esto no se ha producido.

La línea que han adoptado los máximos responsables de los bancos centrales es distinta. Janer Yellen, presidenta de la FED (Sistema de la Reserva Federal es el banco central de los Estados Unidos), y Mario Draghi, presidente del BCE (Banco Central Europeo) han optado por remarcar cuáles son los riesgos que pueden amenazar a lo hecho para superar la crisis y al crecimiento global.

Así, han prevenido acerca de la relajación regulatoria del sector financiero y el proteccionismo en el comercio internacional. Ambos puntos centrales en la política económica de Trump.

El mensaje es claro: la política monetaria tiene un guión claro y ambos lo cumplirán en todos sus términos y tal como está señalado. No ahondarán sobre si ha sido o no excesiva. Ahora el frente en la economía es otro y hacia allí han girado sus miradas y así quieren que lo hagamos nosotros.

Janet Yellen y la modesta relajación regulatoria

En un discurso que, según algunos expertos, ha sonado a despedida por su contenido, Janet Yellen ha repasado los 10 años de crisis vividos y todos los cambios introducidos en el sistema financiero para hacerlo más fiable y “robusto”.

Así, y después de reconocer los excesivos riesgos tomados por las entidades financieras, especialmente en las hipotecas, ha asegurado que la relajación de tipos ha contribuido a normalizar el mercado del crédito y que el endurecimiento de la regulación y de las exigencias de capital a los bancos con respecto a sus activos de riesgo ha permitido que dicho capital sea mayor y de mejor calidad.

Al respecto de la regulación ha señalado como posible que ahora sea excesiva y que haga que el sistema sea más lento y ha afirmado que en la FED están observando cómo aligerarla. No obstante, sí ha dicho que dicha relajación será modesta pues no harán nada que pueda volver a poner en riesgo al sistema.

Hay una excepción al anterior párrafo y que afecta a la liquidez en el mercado. Está dispuesta a relajar las exigencias de la regla Volcker y que limitaba las actividades especulativas de los bancos. La FED debe soltar lastre en su balance y precisa quienes lo asuman.

Relacionado con la liquidez, ha advertido de los riesgos de la excesiva euforia en los mercados y ha alertado de los peligros de los sistemas automáticos de trading cuyos algoritmos pueden desvirtuar el mercado. Tanto o más, añado, que las inyecciones que los bancos centrales han realizado y cuyos efectos es la desvirtuación de los precios de los activos, como ya indiqué en un artículo anterior.

Ha advertido que debemos recordar tanto el origen como lo sucedido durante esta crisis y preservar las lecciones aprendidas para prevenir futuras.

Mario Draghi y el error de sucumbir al proteccionismo

El discurso de Mario Draghi ha versado sólo sobre el comercio internacional y sobre el gran error que supone ponerle trabas.

Ha reconocido que puede ser una respuesta social natural a la forma en el que el crecimiento ha venido y a las políticas empleadas durante la crisis. No obstante, frenarlo endureciendo las tasas sólo puede tener como consecuencia perjudicar el crecimiento global.

“El comercio abierto, las inversiones y los flujos financieros desempeñan un papel clave en la difusión de nuevas tecnologías a través de las fronteras que impulsan mejoras en la eficiencia”, afirma Draghi. Y esa eficiencia es el objetivo: la productividad.

Señala el presidente del BCE una variable que he apuntado en diversos artículos dedicados a la jubilación: el envejecimiento de la población. “En 2025 habrán 35 personas de 65 años o más por cada 100 personas en edad de trabajar en los países de la OCDE, en comparación con las 14 que habían en 1950. Al mismo tiempo, los niveles de deuda pública han aumentado en esos países del 56% del PIB en 2007 a alrededor del 87% en la actualidad. Sólo un mayor crecimiento potencial puede proporcionar una solución duradera”.

Por estos motivos, reclama resistir a los impulsos proteccionistas y abrir más el mercado global.

En último lugar, alerta sobre los riesgos que tendría para el sector financiero descaminar lo andado en materia regulatoria.


¿No son la hiperregulación, la intervención de los mercados y los sobrecostes una suerte de proteccionismo?

Nuevos tiempos, nuevo lenguaje, viejos horizontes.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: