Anuncios

La economía conductal refuerza su importancia académica

Para hacer una buena Economía, hay que tener en cuenta que la gente es humana – Richard H. Thaler, premio Nobel de Economía de 2017

Richard H. Thaler, profesor de la Universidad de Chicago, ha recibido el más alto reconocimiento académico al ser distinguido con el Nobel de Economía por su trabajo en el campo de la economía del comportamiento.

Tal y como reconocen en su fallo la Real Academia Sueca de las Ciencias, las contribuciones del profesor Thaler han construido un puente entre los análisis económicos y los psicológicos de la toma de decisiones individuales.

Thaler es uno de los fundadores del campo de las finanzas del comportamiento, que estudia cómo influyen las limitaciones cognitivas en los mercados financieros.

Como recuerda Miguel Ángel Ariño en su blog, estas investigaciones sobre las tomas de decisiones han sido “durante años despreciadas por los académicos de nuestra disciplina. Estos investigadores eran psicólogos. Su investigación no es seria. No tienen ecuaciones”.

Esto fue así hasta que, prosigue Ariño, “en 2002 le dieron el premio nobel a Kahneman (Tversky ya había fallecido), y se empezó a tomar en serio el estudio de cómo realmente la gente toma decisiones en lugar de seguir poniéndose énfasis en una racionalidad que no siempre está presente.” Por este motivo, concluye, “el Nobel de este año es un nuevo espaldarazo a este campo de la Toma de Decisiones”.

La contribución de Richard H. Thaler

Los hallazgos empíricos de Thaler y sus percepciones teóricas han sido fundamentales en la creación de la nueva y la en rápida expansión del campo de la economía del comportamiento, que ha tenido un profundo impacto en muchas áreas como la investigación y la política económica.

Su investigación es usada por políticos y otros encargados de tomar decisiones para diseñar medidas e instituciones que incrementan los beneficios para la sociedad y se ha aplicado en áreas como la reforma de la administración pública, los planes de pensiones, la donación de órganos o la política medioambiental.

Aplicado mi sector, el financiero, las aportaciones de Thaler resultan importantes para entender la conducta humana en sus decisiones financieras y son factores clave a la hora de afrontar cualquier planificación financiera. Hablamos de la racionalidad limitada y de la falta de autocontrol.

En cuanto a la primera, Thaler ha desarrollado la teoría de la contabilidad mental, a través de la cual explica como la gente simplifica la toma de decisiones financieras mediante la creación mental de cuentas separadas, lo que hace que se centren en las consecuencias de cada decisión individual y no tengan en cuenta las implicaciones en su patrimonio global.

En cuanto a la falta de autocontrol, Thaler recurre a los propósitos que todos nos hacemos en Año Nuevo para demostrar como el impulso es el factor que constituye la tensión interna entre la planificación a largo plazo y hacer a corto plazo. Sucumbir a la tentación en el corto plazo es una razón importante por la que nuestros planes de ahorro para la vejez, o tomar decisiones de vida más saludables, a menudo fallan.

Coincido con el profesor Aliño al señalar que “el conocer estas limitaciones que aludíamos, permite que estemos preparados ante ellas y diseñar mecanismos que nos permitan, teniéndolas en cuenta, decidir mejor”.

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

Deja un comentario

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Un nido de paradojas y contradicciones: soy un abogado atraído por el mundo financiero, un hombre de acción al que le gusta pensar y escribir, alguien dedicado al mundo del dinero pese a saber que lo que importan son las personas, un hombre de paz que no deja de dar guerra. Me apasionan mi familia, mis amigos, la vida, los debates y el vino. Y si todo esto coincide en un mismo lugar, éste se transforma en el paraíso.

En redes sociales

Para suscribirse al blog

design·branding·digitalmkt

Facebook Page

A %d blogueros les gusta esto: